Discusión de TPP-11 pasa de “inmediata” a “suma urgencia” | Décima Sinfonía

Discusión de TPP-11 pasa de “inmediata” a “suma urgencia”

Hace unos días el presidente Sebastián Piñera llamó a discutir de forma inmediata este controvertido acuerdo, pero ahora se pospuso hasta marzo.

El Tratado Transpacífico, actualmente conocido como Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico o TPP-11, es un tratado de libre comercio entre 11 países: Chile, Perú, México, Australia, Vietnam, Canadá, Japón, Singapur, Malasia, Brunéi y Nueva Zelanda.

Su objetivo principal sería disminuir o eliminar los aranceles para exportaciones y reducir los costos finales de producción de todos los productos, para que sean más accesibles a la población de las 11 naciones.

El debate no había tenido avances desde octubre de 2019, cuando fue aprobado en la Comisión de Constitución del Senado, hasta que, este jueves 7 de enero, el Gobierno anunció que se le pondría “discusión inmediata” al proyecto.

Te puede interesar: Caravana migrante hondureña es reprimida por la fuerza en Guatemala

Pero la Mesa de la Cámara Alta descartó ponerla en tabla de inmediato debido a que solo tendrían seis días para debatirlo y la situación sanitaria y económica que vive el país por la pandemia no es la más óptima.

Por eso decidieron dejarla como una discusión de “suma urgencia”, la cual se llevará a cabo el mes de marzo.

¿Y por qué el TPP-11 ha resultado tan controversial?

Las personas que están en contra del proyecto, sostienen principalmente los siguientes argumentos:

El primero y que más se menciona, es que Chile es el único de los 11 países que ya tiene acuerdos comerciales con todos los demás, y no ha habido evidencia de que estos acuerdos sean insuficientes como para tener que pactar otro.

Además, con este convenio las trasnacionales podrían demandar al Estado a través de un tribunal arbitral internacional (que pasa sobre los tribunales chilenos) si es que en el país se modifica alguna ley que pueda perjudicar a las empresas.

Es así como la población teme que en un futuro, incluso con una nueva Constitución, sea muy difícil hacer regulaciones en materia ambiental, de salud o previsional, perdiendo la posibilidad de recuperar los derechos del agua o de tener una AFP estatal, por ejemplo.

El Gobierno espera a marzo para retomar el debate. Los chilenos y chilenas esperan que esta discusión pueda transparentarse con la comunidad antes de que se vote.