El fascismo se escapó de los libros de historia | Décima Sinfonía

El fascismo se escapó de los libros de historia

Nos vienen a convidar a tanta mierda… La semana que pasó fue pródiga en acontecimientos que deberían como mínimo, cambiarnos el semblante. Horas antes de irrumpir en el aire con la edición anterior de “Sed y resistencia”, llegaban las peores noticias desde la lejanísima Madrid. ¿Qué tiene que ver España con nosotrxs? Hay que tomar distancia de la tentación a responder: nada… Si observamos con atención, todos los giros ideológicos que se producen en el culo de Sudamérica, primero se anticipan en el norte, ya sea europeo o estadounidense. Y en la capital española, la misma que todavía habita canciones nostálgicas sobre la resistencia al fascismo durante la Guerra Civil, la más retrógrada de las derechas se alzó con un triunfo espectacular. Cito párrafos de una columna que escribió todavía con las náuseas en la garganta Pablo Rivas, colega que trabaja para “El Salto”: “El mensaje es poder. Los medios son poder.

Llevamos años consumiendo bazofia día a día, décadas. Tenemos la culpa de tragárnosla, pero no la tenemos de contar con un ecosistema mediático tan paupérrimo, tan controlado por la élite”. Nuestro colega no estaba hablando ni de la Argentina ni de Chile, sino de uno de los países europeos que todavía pasa por democrático.
Nos vienen a convidar a que no perdamos… “Los grandes medios que hace unas décadas eran el estandarte de la socialdemocracia felipista hoy solo venden neoliberalismo puro y son propiedad de grupos de inversión a los que no les gusta mucho eso de pagar impuestos o un mínimo reparto de la riqueza”. Rivas habla de España, pero en nuestros países podríamos reemplazar aquello de “socialdemocracia felipista” por el cartelito que corresponda y advertiremos que el panorama es similar, sino idéntico. “Es aún peor. La guerra por la audiencia lleva a que auténticos fascistas, auténtica calaña, personas de la más baja capacidad y esparcidores de la mayor toxicidad, estén en todos los programas. Día a día. Todos los días. Años. Décadas”, completa nuestro colega. El resultado, casi el 55 por ciento de los votos de Madrid fueron a la derecha o a la ultraderecha. Malas noticias, amigues: el fascismo y el nazismo se escaparon de los libros de historia.


Dirán que la gente es mala y no merece… Nada que no conozcamos por acá, aunque cosa curiosa, cuando la Corte Suprema de Justicia tuerce una decisión que tomó un gobierno democráticamente elegido por la ciudadanía, se habla de salvación de la República. Aclaración para el público chileno: el máximo tribunal de la Argentina falló en favor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sobre la presencialidad de las clases que había suspendido el gobierno nacional, para enfrentar la “segunda ola” de Covid19. Y bue…. Buenos Aires: la ciudad que dio más del 50 por ciento de sus votos a Elisa Carrió unos días después de que se mofara de Santiago Maldonado, muerto durante un operativo de Gendarmería Nacional en 2017.
Queremos seguir jugando a lo perdido… Muy cerca de aquí, Chubut se convirtió en un distrito donde la dictadura mega-minera, perdió toda sutileza. La Legislatura desechó la trabajosa Iniciativa Popular que, con más de 30 mil firmas, había llegado al recinto y apura su zonificación, para que avance la explotación de plata en el yacimiento Navidad. Lejos de quedarse con los brazos cruzados, el pueblo chubutense produjo cortes de ruta en todos los puntos importantes de la provincia, pero la represión que se concretó durante el fin de semana en Trelew, demuestra que aquello de dictadura mega-minera, no es metáfora.


Nosotrxs no sabemos lo que es el destino… En Colombia ya llevan dos semanas de movilización. Hasta el sábado último, se contabilizaban 548 desaparecidos y 27 muertos durante las marchas, en un país donde el paramilitarismo es una tradición. Imposible no comparar el proceso colombiano con el que vivió Chile a partir del 18 de octubre de 2019. No fueron los aumentos en el metro ni la reforma tributaria las causas: son décadas de padecer la naturalización de la injusticia.
Partiremos soñando travesuras… La mirada se dirige una vez más a Chile. Lxs que tenemos “Sed y resistencia” no depositamos mayores esperanzas en el funcionamiento de la estatalidad, pero el asunto del próximo fin de semana tiene bastante de trascendente. La cuestión de los escaños reservados para pueblos indígenas es inédita y como dijo un dirigente mapuche histórico, no resuelve nada en sí misma, pero presenta la oportunidad de “correr el cerco”. O para volver a la tradición madrileña, de levantar nuevas barricadas que sean capaces de frenar el avance fascista. En cuanto a nosotrxs, no hay cuidado. Profesamos y seguiremos profesando “la necedad de lo que hoy resulta necio. La necedad de vivir, sin tener precio. La necedad de asumir al enemigo”.

POR| Adrián Moyano.